Eventos

La práctica de la atención plena para aquellos que "no pueden" meditar

¿Por qué puede parecer que lo estamos haciendo mal y cómo solucionar la situación?

Para muchos de nosotros, la meditación aparece como la clave para la paz y la felicidad. En un intento por detener el flujo de pensamientos negativos, nos sentamos en la posición de Lotus, pero solo hay más pensamientos. Nos parece que estamos haciendo algo mal.

Para meditar, uno no tiene que ponerse ropa especial, usar una almohada y desear alcanzar el nirvana. La palabra "meditación" está rodeada de muchos clichés que comienzan a asustar e impedir la práctica. En cambio, comience a usar la atención plena.

Ciencia de mindfulness

La conciencia es un intento de llamar la atención sobre lo que sucede a su alrededor, el cuerpo y la mente. La principal forma de hacerlo es respirar. Las respiraciones profundas activan el sistema nervioso parasimpático, que es responsable del descanso y la recuperación.

Siéntate en la colchoneta, cierra los ojos y concéntrate en respirar. Comience a contar la duración de las inhalaciones y exhalaciones, esto ayudará al cuerpo y al cerebro a relajarse, lo que afectará positivamente su salud.

Pruebe estas 5 técnicas simples si cree que no puede meditar.

Respiración básica

Esta técnica lo ayudará a no distraerse con pensamientos perturbadores, y puede realizarla en cualquier momento y en cualquier lugar. Te sentirás tranquilo en unos minutos.

Respira de manera uniforme y lenta, cuenta cada exhalación. Cuenta hasta 5 y comienza de nuevo. Pero si contabas hasta 10 o 15, entonces tu mente divaga. Debe comenzar a contar nuevamente y solo hasta 5.

Respiración "cuadrada"

Imagina dibujar un cuadrado en el aire. Para empezar, puede conducir su dedo índice en el aire o inmediatamente imaginarlo con los ojos abiertos o cerrados. Repite algunos ciclos.

  • Inhalar: 1-2-3-4 - lado izquierdo
  • Retraso: 1-2-3-4 - lado superior
  • Exhala: 1-2-3-4 - lado derecho
  • Retraso: 1-2-3-4 - lado inferior

Tensión y relajación

Acuéstese sobre la colchoneta con los ojos cerrados. Apriete los músculos de los pies, piernas, músculos abdominales, apriete los puños y acerque los hombros a las orejas. Permanezca en esta posición durante unos segundos, luego libere la tensión y relájese. Repite 2-3 veces.

Esta técnica te ayudará a ser más consciente de tu cuerpo y sentir la diferencia entre la tensión y la relajación.

5 sentidos

Cuando te enfocas en el tacto, el gusto, la audición, la visión y el olfato, notas lo que sucede a tu alrededor. Sea creativo en la práctica de mindfulness y esta técnica.

Por ejemplo, use aceites aromáticos para el olfato, golosinas para el gusto, fotografía para la vista, un juguete / almohada para el tacto y su música favorita para el sonido. Para más efecto, use solo sus cosas favoritas.

Cierra los ojos y concéntrate en cada uno de los sentidos, o elige solo uno. Reduce la velocidad de tu respiración y percibe tus sensaciones.

Respiración del vientre

Tome una posición cómoda y coloque una o dos manos sobre su estómago. Inhale lenta y profundamente e imagine cómo se está llenando su estómago. Esto ayudará a que la cantidad máxima de oxígeno llegue a los pulmones. Mientras exhalas, imagina cuán vacío. A menudo, las personas respiran de la manera opuesta: cuando inhalan, sacan el estómago, cuando exhalan, los expulsan.

Piensa en la práctica diaria de la atención plena como un ejercicio para tu mente. Debemos entrenarlo de la misma manera que entrenamos el cuerpo, regularmente y con dedicación.

Entradas Populares

Categoría Eventos, Artículo Siguiente